Challenging Injustice, Advancing Human Rights

Impacto de UUSC en los derechos humanos en el año fiscal 2020

Asociaciones, programas y prácticas para el cambio sistémico

Read the Impact Report in English here

Como organización sin fines de lucro con sede en los Estados Unidos, tenemos la obligación de desafiar los sistemas dominantes que crearon la necesidad de la existencia de nuestra organización en primer lugar. Ocasionalmente nos quedamos cortos y a veces podemos perder de vista esta responsabilidad, pero es y debe ser nuestra estrella polar. El cambio sistémico a nivel estructural se trata de la redistribución de la riqueza y el poder, y por eso debe ser liderado por fuertes movimientos de base. Por lo tanto, organizaciones como UUSC tienen el mayor impacto en apoyar a los movimientos de base y activistas de todo el mundo que están desafiando la opresión sistémica y trabajando hacia alternativas sistémicas.

El otoño pasado UUSC publicó nuestro primer informe de impacto integral, utilizando el marco general de “Fortalecer los movimientos de base para el cambio sistémico” para describir el impacto del trabajo de derechos humanos de UUSC y nuestros socios en 2018-19. El informe de este año, que destaca nuestros impactos colectivos en el transcurso del año fiscal 2020, se basa en el marco de nuestro informe anterior vinculando ejemplos de nuestro trabajo con varios indicadores específicos de cambio sistémico y construcción de movimientos desde la perspectiva de una organización financiadora internacional de derechos humanos.

A continuación se incluyen descripciones de los indicadores que elegimos para este informe, junto con nuestro análisis. El informe no intenta evaluar ni cuantificar. Su objetivo es resaltar ejemplos concretos de cómo el UUSC y nuestros socios se han involucrado en el trabajo a largo plazo de cambiar sistemas y fortalecer a los líderes, organizaciones y movimientos de base en la búsqueda de un cambio sistémico en nuestras áreas principales de trabajo.

Descargar Informe

En el área de Justicia Migrante, aprendemos cómo:

  • Un colectivo feminista nicaragüense ha desarrollado prácticas comunitarias para apoyar a los campesinos en un contexto de violencia política.
  • Los socios, aliados y miembros de UUSC han contribuido a un movimiento de base para expandir el acompañamiento y resistir la criminalización en el sur de Estados Unidos.
  • El UUSC y nuestros socios continúan luchando contra las políticas racistas de separación familiar de la administración Trump mientras abogan por protecciones permanentes para los inmigrantes indocumentados.
  • Una organización sin fines de lucro guatemalteca ayuda a reintegrar a los jóvenes indígenas mayas separados de sus familias después de ser deportados de los Estados Unidos.

En el área de Justicia Climática, escuchamos sobre:

  • La resistencia de una tribu de Texas a una terminal de gas fracturada hídraulica y su defensa y litigio en curso contra el gobierno de los Estados Unidos.
  • Un espacio “alternativo” – uno por y para líderes indígenas – junto a las negociaciones climáticas internacionales oficiales que se trasladaron abruptamente de Chile a España.
  • Primera presentación de una carta de denuncia por parte de los pueblos indígenas al Relator Especial de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos de los Desplazados Internos.

Y en el área de Respuesta a Crisis, cubrimos:

  • El movimiento de justicia y rendición de cuentas en Birmania, incluido un floreciente movimiento liderado por jóvenes dentro de la comunidad de la diáspora rohingya.
Minga Indigena

Indicadores de cambio sistémico utilizados en este informe

Símbolo Indicador del cambio sistémico Análisis: Cómo se relaciona este indicador con el cambio sistémico?
Facilitar el acceso al poder de decisión Históricamente, los sistemas de opresión entrelazados han conspirado para excluir a las comunidades afectadas de participar en las decisiones que más les afectan. Apoyar su participación en espacios clave de toma de decisiones es una pequeña forma en que comenzamos a abordar las desigualdades históricas e integrar las perspectivas críticas de las comunidades de primera línea en las discusiones sobre las políticas.
Fomentar conexiones para construir y fortalecer movimientos Los movimientos sociales robustos e interconectados son fundamentales para el cambio sistémico. Sin embargo, las organizaciones y activistas en la primera línea de esta lucha a menudo están sobrecargados de trabajo, al borde del agotamiento y / o carecen de los recursos necesarios para construir movimientos. La UUSC ayuda a llenar este vacío facilitando la creación de espacios interconectados y cubriendo los costos asociados con la participación en ellos.
Brindar soporte flexible, receptivo y basado en la confianza Brindar a nuestros socios de base apoyo que es flexible, receptivo y basado en la confianza es un ejemplo de descolonización. Reconoce la experiencia de quienes están en primera línea y reconoce que nuestros socios están mejor posicionados para determinar cómo nuestro apoyo puede ser más útil. Su capacidad para cambiar de rumbo a medida que surgen desafíos y oportunidades es fundamental para nuestro éxito colectivo.
Seguir el liderazgo de los más afectados por la injusticia Seguir el liderazgo de los más afectados por la injusticia ayuda a construir y fortalecer movimientos y desafía directamente los sistemas de opresión. Apoyamos el liderazgo de comunidades a las que históricamente se les han negado sus derechos, el acceso equitativo a los recursos y la participación en las decisiones que los afectan a ellos y a su futuro. La asociación con estos grupos “dirigidos directamente” asegura que nuestros programas y estrategias tengan el mayor impacto porque están informados y dirigidos por aquellos más cercanos a los daños que abordamos juntos.
Aprovechar todos nuestros recursos para ir más allá del dólar de la subvención Lograr cambios positivos en el mundo requerirá la redistribución de recursos financieros a organizaciones y movimientos de base. Maximizamos nuestro impacto al complementar la financiación redistributiva con apoyo para el activismo, la educación sobre la justicia, la investigación y otras formas de apoyo de socios y movimientos.
Apoyar soluciones de base que desafían los sistemas opresivos Las soluciones sistémicas nunca vendrán de nuestras instituciones. Una de las formas en que la UUSC contribuye al cambio sistémico es asociándose con grupos y movimientos que se enfrentan directamente a los sistemas opresivos e imaginando e implementando sus propias alternativas.
Desmantelar y reemplazar leyes, políticas y narrativas dañinas El cambio de leyes, políticas y narrativas son el sello distintivo del tipo de movimientos poderosos necesarios para cambiar los sistemas y mejorar de inmediato la vida de las personas.

Reconocimientos y exenciones de responsabilidad

Ninguna de las historias que aparecen en este informe existiría sin los socios de base de UUSC en todo el mundo. Entendemos que somos actores de un ecosistema y que nuestro impacto es interdependiente. Con el fin de demostrar la contribución del UUSC hemos situado estas historias dentro del marco de cambio sistémico más amplio, descrito anteriormente. Creemos que esto muestra cómo el trabajo del UUSC puede fortalecer el trabajo de primera línea de los movimientos de base para desmantelar los sistemas de opresión a largo plazo. Sin embargo este enmarcado no pretende sugerir que nuestros socios necesariamente articulen nuestro apoyo de esta manera.

***

Las historias contenidas en este informe destacan ejemplos de cuando UUSC ha hecho más que solo proporcionar recursos financieros. Esto no implica que las contribuciones de UUSC fueran o pudieran ser tan importantes como el trabajo de las comunidades de primera línea, o de nuestros propios socios. En última instancia son nuestros socios y sus comunidades quienes tienen la última palabra sobre nuestra asociación y lo que ha significado para ellos y sus luchas.

***

En la primavera y el verano de 2020 a medida que COVID-19 continuaba su propagación por todo el mundo, nuestro mundo cambió. Cambió aún más a medida que se establecieron los levantamientos para protestar por los asesinatos policiales de George Floyd, Breonna Taylor y tantas otras personas negras antes y después de ellos. Gran parte de nuestro trabajo y el trabajo de nuestros socios ha cambiado en respuesta, ya que nos hemos adaptado a nuevas formas de vivir, de trabajar y de ser.

Credito: siggyspatsky

Las respuestas de los movimientos liderados por las personas negras a los ejemplos más recientes de violencia sancionada por el estado contra sus comunidades destacan la clara conexión entre la organización a largo plazo de los movimientos de base y el potencial de cambio sistémico.

Tanto las crisis como las respuestas a las mismas han reafirmado nuestro enfoque del trabajo y la forma en que enmarcamos nuestro impacto, mientras continuamos a buscar sentido y tener en cuenta cómo nos toca responder. Nuestra respuesta debe incluir ante todo una revisión seria de nuestra propia complicidad en los sistemas de supremacía blanca y colonialismo. Entonces debemos comenzar a desmantelar las políticas y prácticas que perpetúan estos sistemas dentro de nuestras instituciones. Este trabajo es complicado, sin un punto final ni una guía clara, y debe ir más allá de las declaraciones públicas y los compromisos institucionales (¡incluyendo este!). También es un trabajo muy retrasado tanto en nuestro sector como en la UUSC.

Por último, las descripciones de este informe toman prestado generosamente de los informes escritos de nuestros socios y del personal del UUSC. Sin esas descripciones, este informe no sería posible. ¡Gracias a todos los que contribuyeron, a sabiendas o no!

BROUK