UUSC Response to Continued Environmental, Social Threats to Communities in Tocoa, Honduras

Challenging Injustice, Advancing Human Rights

The Unitarian Universalist Service Committee advances human rights through grassroots collaborations.

← News & Stories

FM4 Paso Libre: Una Organización Dedicada a la Migración Justa, Libre y Digna

Deanna Johnson, Impact Storyteller de UUSC, conversa con Luis Enrique González, director ejecutivo de FM4 Paso Libre, coparte de UUSC.
FM4 image

By Deanna Johnson on December 19, 2022

“Es como una utopía, es una forma migratoria utópica de pensar que todas las personas tenemos derecho a migrar de manera justa, de manera libre y digna.”

Escuche la grabación completa de la historia de FM4 (transcripción a continuación)
Un miembro del personal de la UUSC con un grupo de los numerosos voluntarios de FM4 y el director Quike, delante, de negro, durante una visita en Septiembre de 2022.

El Comienzo

Desde hace dos décadas, México ha jugado un papel crítico en la migración de personas y familias a los Estados Unidos. Históricamente, la mayoría de estas personas ha viajado de ciudades de América Central, primariamente las de Guatemala, Honduras y El Salvador.

Guadalajara, Jalisco, México

En los primeros años de la década 2000, la mayoría de personas que migraban hacia los Estados Unidos realizaba el viaje por las rutas ferroviarias del Golfo—pasando por San Luis Potosí y Monterrey hasta Texas—o a través de la región Central—pasando por Torreón y Ciudad Juárez hacia Nuevo México. Sin embargo, en este tiempo había también una cantidad de personas migrantes que viajaban por la ruta del Pacifico, pasando por la metrópolis de Guadalajara. Por ser un camino menos viajado y por campañas más fuertes contra la migración debido a la presión de la administración de George H.W. Bush, había muy pocos recursos disponibles para los que viajaban por la región.

En 2007, Luis Enrique (conocido como Quike), como parte de un colectivo de personas voluntarias, respondió a esta situación y la historia de FM4 comenzó:

“Cuando nosotros(as) empezamos a trabajar nos dimos cuenta de que no había otro colectivo de personas o una organización constituida que trabajaba con personas migrantes. Entonces, realmente fuimos […] uno de los primeros colectivos que empezamos a trabajar con esta población en este año [2007] […] En el lugar donde empezamos a dar la ayuda humanitaria una mujer que tenía su casa ahí—una casa muy precaria y muy humilde—pero esta mujer con gran corazón, se llama Doña Adela […] nos prestó su patio para poder poner una estufa y un pequeño refrigerador y poder cocinar ahí la comida y poder la entregar a las personas migrantes. Entonces creo que fue algo muy lindo porque esta persona (Doña Adela) no tenía las condiciones económicas, o sea, no era clase media […] era clase trabajadora, pero aun así tenía mucho corazón y decidió ayudarnos. Entonces a partir de eso, nosotros íbamos a las vías del ferrocarril y entregábamos la ayuda humanitaria a las personas que veíamos. Lo hacíamos sin mucha articulación, pero [con] mucho corazón.”

El corazón era exactamente lo que FM4 Paso libre necesitaba para superar los obstáculos que se les presentaron al principio de su trabajo. No solo era que les faltaba una base física, sino también les faltaba un flujo estable de fondos y un reconocimiento jurídico. También, el equipo enfrentó amenazas de grupos armados. El primer paso en formalizar su trabajo para responder a estos problemas fue desarrollar un nombre para su nueva organización:

“En el año 2009 […] pudimos constituirnos como una persona jurídica. Es decir nos convertimos ya nuestro nombre legal a Dignidad y Justicia en el Camino A.C. y el nombre popular es este que tu conoces de FM4 Paso Libre. ¿Y por qué nos llamamos FM4 Paso Libre? Porque FM es el acrónimo de ‘forma migratoria’. Antes, en México, las personas extranjeras podían solicitar […] tres tipos de entrada: Forma Migratoria 1, Forma Migratoria 2, Forma Migratoria 3 para entrar al país. Entonces, nosotros pensamos en una Forma Migratoria 4, que no existe pero que representaba un paso libre, digno y justo. Es como una utopía, es una forma migratoria utópica de pensar que todas las personas tenemos derecho a migrar de manera justa, de manera libre y digna.”

Con el nuevo estatus jurídico de FM4 Paso Libre, el equipo se asoció con el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), una universidad Jesuita basada en Guadalajara, para recaudar fondos. Con los fondos recibidos a través de la asociación, FM4 Paso Libre pudo rentar un inmueble para montar un comedor que abrió como su primer espacio físico el Día de la Madre del 2010. El edificio se ubicaba en una vecindad industrial al lado de las vías del ferrocarril y podía servir a la gente migrando cuando estaban en tránsito. Con esta configuración, las personas atendidas solo “tocaban la puerta, eran atendidas y continuaban su camino.”

Un rincón de la cocina de FM4, con pupusas recién hechas (un plato regional de El Salvador y Honduras) en el horno para ser servidas durante sus festividades del Día de la Independencia de México.

Sin embargo, después de cinco años de operación desde el comedor, FM4 Paso libre tuvo que cambiar de lugar por amenazas recibidas de grupos del crimen organizado. A este punto, el gobierno de Jalisco, el estado donde se ubica Guadalajara, apoyó a FM4 Paso Libre encontrar un bien inmueble que les fue prestado como comodato en otro sector de la ciudad. Ahí, FM4 Paso Libre estableció un albergue donde personas y familias podían quedarse la noche. En esta nueva ubicación, el equipo también desarrolló nuevos protocolos de seguridad que les han protegido contra amenazas criminales.

FM4 Paso Libre Actualmente

FM4 Paso Libre sigue siendo un actor central en Guadalajara, regularmente adoptando nuevas maneras de abordar la problemática y trabajando mano a mano con todas las personas de la comunidad para responder a las necesidades de la población que siempre están evolucionando.

Al principio de la historia de FM4 Paso libre en los primeros años de la década 2000, la mayoría de la gente atendida incluía a personas ciudadanas de América Central que migraban por México hacia los Estados Unidos. Hoy, por muchos factores, más personas en movilidad humana en Guadalajara planean quedarse en México. La mayoría de estas personas quiere solicitar asilo o refugio y han llegado principalmente de Haití, Cuba, Venezuela y Nicaragua además de Guatemala, Honduras y El Salvador. Este cambio en demografía es debido en parte a cambios en las administraciones estadounidense y mexicana y sus políticas hacia la migración. Quike observó los efectos de la administración Trump en migración diciendo que “se empezó a securitizar la frontera de manera más clara y eso generó que las personas empezaron a quedar más en México no por una elección, sino porque no tenían otra opción. Entonces, eso generó que nosotros empezáramos a acompañar más personas refugiadas.”

El equipo también sirvió a las personas que viajaron con las caravanas de migrantes centroamericanos(as) de 2018 que resultaron ser un número de personas sin precedentes pasando por Guadalajara a la vez. Además, en 2017, la administración Obama terminó la política de Pie Seco Pie Mojado que tuvo 22 años de operación. La política permitió que cualquier persona cubana que llegara a tierra estadounidense podía quedarse en el país. Como resultado, muchas personas cubanas migraron a—o quedaron varadas en—México, donde FM4 Paso Libre atendía a las que quedaban en Guadalajara.

A lo largo de cada cambio en tendencia migratoria, FM4 Paso Libre ha sido dedicado a su visión: “la organización siempre ha atendido a acompañado a la población que está migrando. No es que nosotros pongamos un objetivo y digamos ‘solo [personas] migrantes en tránsito’, pues no, la migración ha cambiado entonces tenemos que cambiar el modelo de atención para poder servir a esta población.”

Uno de estos cambios ha sido una opción de quedarse más tiempo en el albergue. Desde 2016 cuando abrieron el albergue de FM4 Paso Libre, ha habido una política que limitó el tiempo de alojamiento hasta cuatro días y tres noches para poder tener espacio para dar hospedaje seguro a más personas. Sin embargo, como que más personas han llegado a México con la intención de quedarse en el país, FM4 Paso libre ya provee una nueva opción que ofrece acceso al albergue a largo plazo a gente con casos particulares.

“Por ejemplo, si una persona quiere solicitar la condición de refugiado en México, tiene que tener un acompañamiento legal. Entonces se le ofrece un instancia más larga. Puede variar—puede ser un mes, dos meses, tres meses. Pero también nos acoplamos a las realidades concretas. Por ejemplo […] una familia monoparental que se compone de madre de familia y tres hijos—una adolescente, quizás de 17 años, y dos niños—la mamá va a tener que salir a trabajar, la hija más grande cuida a sus hermanos. Pero, la mamá en un mes no va a juntar el dinero para irse a rentar. Entonces a lo mejor tiene que esperarse hasta seis meses para juntar el dinero y poder salir a rentar. Pues, la organización la va a apoyar con la vivienda y la alimentación.”

Plantas en las instalaciones de FM4, incluido su jardín interior de contenedores.

FM4 Paso Libre confía mucho en sus donantes tanto como sus voluntarios y voluntarias para funcionar. La gran mayoría del personal de la organización son voluntarios que proporcionan una gran cantidad del acompañamiento, ayuda humanitaria y apoyo en general que FM4 Paso Libre ofrece. Este es un aspecto de la organización que a Quike le da mucho orgullo. A través de su red colaborativa con universidades, iglesias y grupos no gubernamentales al nivel local, FM4 Paso Libre crea una “comunidad hospitalaria” que también sirve como una clase de ‘escuela’ para los que trabajan ahí mismo. En este sentido, el personal aprende sobre el sistema migratorio mexicano, trabajo humanitario y como proveer servicios de una manera interseccional. FM4 Paso Libre  también está conectado a varias redes regionales, nacionales e internacionales a través de las cuales se colabora, aprende y comparte información con organizaciones con visiones similares.

Festejos en el edificio de FM4 con motivo del 15 de Septiembre, Día de la Independencia de México.

El Próximo Paso

“El escenario para poder migrar hacia los Estados Unidos cada día va a ser más complicado para la población. Entonces visualizamos que un escenario es que México por fin se convierta en mayor medida un país de destino de personas migrantes. Y al convertirse en un país destino de personas migrantes, las necesidades van a ser más apremiantes.”

FM4 Paso Libre está preparado para responder a este paisaje en evolución. Por uno, Quike notó que la organización quizás vaya a tener que cambiar de enfocarse en las actividades que benefician a las personas en tránsito a actividades que promueven integración a la comunidad a largo plazo. Estas actividades pueden incluir soluciones en las áreas de medios de vida, educación, alojamiento y más. Al mismo tiempo, el edificio de FM4 Paso Libre que contiene su albergue puede ser convertido en un centro comunitario.

A pesar de todo, la organización seguirá confiando en la colaboración y apoyo de la comunidad local e internacional. Dicho esto, Quike destacó la importancia del apoyo que prioriza soluciones desarrolladas al nivel comunidad. Reconoció que muchas veces los organismos internacionales no prestan atención a las necesidades de las comunidades locales—especialmente en asuntos de migración—que ha resultado en el cierre de muchas organizaciones de la sociedad civil.

Según Quike, apoyo financiero para organizaciones de la sociedad civil debe ser:

Flexible y no prescriptivo. El apoyo no debe limitar a las organizaciones con objetivos o actividades descendentes y predefinidos. 

Alineada horizontalmente. Las organizaciones que reciben apoyo financiero deben reconocer que sus ideas no son “mejores” que las de las organizaciones sobre el terreno. El apoyo es colaborativo y equitativo.

Dirigido por voluntarios y donantes individuales. Los proyectos de éxito implican el voluntariado del propio tiempo y trabajo para la comunidad. El apoyo de donantes individuales y organizaciones no gubernamentales no debe buscar el lucro.

Creado por residentes y voluntarios del refugio, el cartel reza “¡Latinoamérica Libre!” o “¡Latinoamérica Libre!”.

Como un pensamiento final, Quike dijo:

“Tomar en cuenta que las personas en situación de movilidad humana—las personas migrantes—sufren condiciones de vulnerabilidad muy grandes en este contexto migratorio que tenemos porque […] cuando una persona migrante ingresa a un país de forma irregular o indocumentada se convierte en un fantasma para el estado nacional que lo reciben, y de ahí que se vuelva tan vulnerable […] Con el fenómeno de las desapariciones forzadas, de los asesinatos, de los feminicidios, las personas migrantes indocumentadas son la carne de cañón de todo esto que ocurre y que pasan desapercibidas y invisibilizadas porque a diferencia de cualquiera de las personas que puede viajar a otro país como turista de forma regular, cuando tu llegas como turista te sellan tu pasaporte y el estado nacional te registra y dice ‘tu estas aquí.’ Pero, cuando tú cruzas una frontera y lo haces de forma irregular eres un fantasma. Entonces, si te matan, si te desaparecen, si te hacen cualquier cosa, no hay forma de que demuestres que estás aquí.”

Para aprender más sobre el trabajo de FM4 Paso Libre por favor visite fm4pasolibre.org para más información.

Read This Next