UUSC Applauds 3 Guilty Verdicts in Derek Chauvin Trial

Challenging Injustice, Advancing Human Rights

← News & Stories

Solidaridad en Tiempos del COVID: Scalabrinianas Misión con Migrantes y Refugiados (Parte 2)

En la segunda de esta serie de tres partes, UUSC entrevista a su coparte Scalabrinianas Misión con Migrantes y Refugiados (SMR), sobre su trabajo de acompañamiento en México durante la pandemia del COVID-19.

By Lindsey Hoemann on March 5, 2021

Haz click aquí para leer la primera parte.

Read this story in English

¿Cómo describirían la calidad de servicios de salud pública (física, psicológica) en estos meses y las posibilidades de acceder a esos servicios? 

En caso de no ser suficientes o inaccesibles, ¿cómo han podido responder a las necesidades de salud de las personas residentes y colaboradoras?

Hay un vacío muy grande de respuesta del sector publico de salud en todos los niveles, inclusive ahora, también a casos de Covid-19.

Institucionalmente hemos podido responder a los casos de salud física y mental a través de profesionales voluntarios (médicos, psicólogas y psiquiatras) y los gastos de exámenes médicos y medicamento fueron cubiertos con fondos de emergencia enviados por diferentes financiadoras.

¿Cuáles son los cambios o adaptaciones que ha hecho SMR en sus actividades y procesos? 

¿Han hecho cambios o adaptaciones más permanentes en el espacio físico de la casa?

¿Ustedes creen que estos cambios se harán de alguna forma permanentes?

No hemos hecho cambios en el espacio físico de Casa Mambré pero reservamos algunas habitaciones para el periodo de cuarentena que deben pasar todas las personas de nuevo ingreso.

A todas las personas que llegan se les toma la temperatura, deben pasar por un tapete para desinfectar los zapatos, y usar alcohol gel en las manos.

Los trastes para tomar los alimentos ahora se mantienen separados, cada persona utilizando solo los que le fueron asignados y es responsable por lavarlos, secarlos y guardarlos en su bolsa plástica.

Todos los productos entregados por los proveedores o provenientes de donaciones son desinfectados.

Todas las personas externas que llegan en la institución para recibir o prestar servicios debe permanecer todo el tiempo con cubre boca.

Seguramente muchas de estas medidas sanitarias seguirán de forma permanente en el protocolo de seguridad integral de la institución.

De lo que conocen de otros albergues, casas, y organizaciones que apoyan a personas en movilidad, ¿se encuentran en situaciones parecidas?

Para organizaciones de apoyo a personas migrantes, ¿creen que esto cambiará de forma significativa sus formas de operar?  ¿O ven que en algún momento en el futuro se pueda regresar a lo que se podría llamar “normal”? 

En SMR acompañamos a 14 casas o comedores de asistencia a personas migrantes y tenemos certeza que después de la pandemia, sus protocolos de asistencia y de seguridad jamás serán los mismos. Nos estamos dando cuenta de que antes no poníamos mucha atención en medidas sanitarias fundamentales no solo para prevenir el Covid 19, pero también muchas otras enfermedades contagiosas.

Tenemos que formar redes y buscar alternativas para la asistencia de salud, ya que el sistema público no tiene los recursos necesarios y no está organizado para asistir a las personas migrantes y refugiadas.

Ahora que nos estamos acercando a un año de pandemia, encierro, y crisis, ¿cómo están las personas en la casa – tanto residentes como colaboradoras? 

¿Cómo se están sintiendo? 

¿Cómo han podido (o no) adaptar a lo largo de este último año?

Aun si en Ciudad de México su sistema de alerta del “semáforo” se cambie de rojo donde está ahora a verde o naranja, seguiremos sin recibir el apoyo de las personas voluntarias y el personal técnico seguirá trabando parte del tiempo desde casa y otra parte de forma presencial.

Las personas residentes de Casa Mambré siguen experimentando las mismas afectaciones de no poder salir del albergue para trabajar, pasear, o vivir de forma normal, lo que puede resultar en mayor estrés prolongado.

Como toda la población, es muy difícil planificar, organizarse y hacer proyecciones en este contexto inestable. Habíamos pensado que iniciaríamos 2021 con menos restricciones y, más bien, se regresó al nivel máximo de las restricciones.  Por el grande número de nuevos infectados y muertos, no se sabe hasta cuándo seguirá así.

Más que decir que nos hemos adaptado, estamos conformados de que, hasta que pase la contingencia, hay muchas cosas que no volverán a ser normales, y muchas cosas que se tendrán que hacer diferentes.

En el tercer y último capítulo de esta serie, el personal de SMR habla sobre los retos a futuro y sus reflexiones sobre cómo la pandemia ha cambiado las vidas de las personas en migración.

***

Foto: Scalabrinianas Misión con Migrantes y Refugiados

Read This Next